Cómo hacer una huerta en casa

Paso a paso

Cómo hacer una huerta en casa
Todos sabemos que los vegetales siempre son más sabrosos si los cultivamos nosotros mismos/as, a la vez, suelen resultarnos más económicos que si los compramos en cualquier establecimiento. De esta manera, hacer una huerta en el jardín de casa puede ser una gran idea con la que además podremos pasar ratos entretenidos y en familia, ya que nuestros hijos también pueden colaborar. Tan solo necesitamos un espacio soleado suficientemente grande, algunas herramientas para preparar el terreno y plantar los vegetales e ir regando con frecuencia. Te damos los consejos básicos sobre cómo hacer una huerta en casa.

Instrucciones

  1. Deberemos elegir un lugar que reciba sol la mayor parte del día.
  2. Se debe considerar un espacio para poder pisar y circular sin dañar la plantación. Si en el jardín tenemos animales de compañía, no está de más cercar el espacio destinado a la huerta para que no nos lo malmetan.
  3. Prepararemos la tierra para airearla, y con la ayuda de un azadón y un rastrillo la limpiaremos de posibles malezas, piedras, etc.
  4. Se añade una capa de 2 a 10 cm de compost y tierra de hoja reforzada, según la calidad del suelo. También se puede añadir algo de estiércol, pero deberemos tener en cuenta que desprende un fuerte olor y atrae moscas u otros insectos.
  5. Una vez preparada la tierra, podremos empezar a sembrar los vegetales que elijamos, ya sea mediante semillas o plántulas. Es muy común plantar en casa: tomates, espinacas, berenjenas, perejil, albahaca…
  6. Siempre deberemos tener en cuenta la distancia que es necesaria mantener entre unas plantas y otras, para que puedan crecer sin problema.

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo hacer una huerta en casa, te recomendamos que entres a la categoría de Las verduras de UnComo.Com

Necesitas

  • Azadón
  • Rastrillo
  • Alambre y alicates
  • Compost
  • Estiércol (opcional)
  • Semillas o plántulas
  • Agua
Consejos

  • Se recomienda plantar y regar los vegetales por la mañana temprano o contra la noche, evitando las horas de sol más duras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *