Agricultura Urbana, necesidad de la ciudad

Agricultura Urbana, necesidad de la ciudad

El color verde que antes abundaba en todos lados poco a poco se ha ido opacando y transformando en gris. Tras el crecimiento acelerado de las grandes ciudades, la expansión de calles, avenidas, edificios a lo alto y a lo ancho, la necesidad de viviendas y lugares de trabajo, las áreas naturales han ido disminuyendo considerablemente.

La recuperación de las áreas verdes es una prioridad de las ciudades. El concepto de Agricultura Urbana es una herramienta para mejorar la calidad de vida de la población. Tener un mini huerto en casa trae grandes beneficios y es relativamente fácil de lograr, el elemento principal es la disposición de crear en nuestro hogar un espacio verde, por muy difícil que parezca.

Cultivar en casa no sólo es una alternativa sana para quienes prefieren lo natural, los beneficios abarcan el área de alimentación, salud, consumo responsable, saneamiento ecológico, colaboración a la disminución de gases de efecto invernadero, embellecimiento del jardín y hogar, entre otros.

No se necesita tener jardín para poder cultivar vegetales o frutas, únicamente hay que tener en cuenta la necesidad que tienen las raíces de éstas para desarrollarse. Cualquier hortaliza necesita al menos 40 centímetros de profundidad para crecer correctamente, ya sea en maceteros o en jardín.

Algunas semillas fáciles de sembrar en casa son rábanos, zanahorias, cebollas, espinacas, lechugas y perejil, consideradas como plantas pequeñas; la col, brócoli, pimientos, coliflores y berenjenas, requieren mayor espacio y hay que tenerlo en cuenta a la hora de sembrarlos. Los tomates y pepinos son hortalizas que se pueden sembrar incluso de manera vertical.

Hay elementos que a veces se pasan por alto y tenerlos en cuenta mejorará la producción en casa. El primero es el suelo, si tenemos jardín hay que revisar que realmente sea óptimo para sembrar; en este caso se hace una prueba casera con agua oxigenada: echa un poco en la tierra, si produce cierta espuma blanca, tu suelo es fértil. Si no tienes jardín, tu opción son las macetas, la tierra la puedes encontrar en mercados de plantas. En la ciudad de México, por ejemplo, están el de Xochimilco, el de Cuemanco y el Mercado de San Luis.

El segundo elemento por considerar es el agua y su pH, para generar una buena producción de hortalizas el pH del líquido debe de estar en 6.5 aproximadamente. ¿Cómo reconocerlo? Se recomienda comprar los test medidores de pH, papel “tornasol”, que se consiguen en cualquier farmacia.

Impulsar la agricultura urbana trae un beneficio implícito para la sociedad y el medio que habita, inténtalo en casa y verás los logros y la satisfacción de colaborar con el ambiente, con tu salud y tu alimentación.

Teorema

Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *